Servicios de Salud
Ir a Pacientes-Maxi

Atención y orientación a pacientes y visitas:

¿Qué es el consentimiento informado?

¿Qué es el consentimiento informado?

El acto de decisión libre y voluntaria de una persona competente, por el cual acepta las acciones diagnósticas o terapéuticas sugeridas por sus médicos, fundado en la comprensión de la información revelada respecto a riesgos y beneficios, así como las posibles alternativas.

El consentimiento informado se sustenta en el principio de autonomía del paciente, considerando para su existencia tres requisitos básicos:

  • Libertad de decisión.
  • Explicación suficiente.
  • Competencia para decidir.

 

¿Para qué sirve?

Es una parte vital de la actuación médica, en la que el profesional se pone a disposición del paciente para que éste pueda elegir en libertad las opciones terapéuticas que se le presentan.

 

¿Cuándo hay que firmarlo?

Antes del acto médico que se pretende llevar a cabo (por ejemplo, una cirugía). En algunos casos debe existir a lo largo de todo el tratamiento (por ejemplo, una quimioterapia).

Esto sucede en el caso de enfermedades crónicas que precisan tratamiento en distintas fases, con lo que se protege el derecho a la libertad del enfermo.

 

¿Quién debe firmarlo?

El consentimiento informado debe estar firmado por el paciente y un testigo. En caso de estar incapacitado para hacerlo o ser menor de edad, por el padre, madre, tutor, familiar más cercano mayor de edad o responsable legal que haya comprendido la información.

El médico que ha proporcionado la información y que está involucrado directamente en el proceso u operación.

Con base en el artículo 83 de la Ley General de Salud, el documento también deberá ser firmado por dos testigos en caso de realizarse una amputación o mutilación orgánica que produzca una modificación física, fisiológica o mental permanente.
 
Se firmará un consentimiento informado cada vez que requieras someterte a cualquiera de los siguientes tratamientos:

  • Procedimientos quirúrgicos.
  • Procedimientos que requieren anestesia.
  • Actos transfusionales.
  • Tratamientos de quimioterapia.
  • Procedimientos endoscópicos.
  • Estudios invasivos o con medio de contraste en radiología e imagen.
  • Procedimientos de intervención vascular.
  • Investigación clínica en seres humanos.
  • Situaciones especiales a juicio del médico tratante.